martes, 1 de marzo de 2011

Oscura locura

Corriendo a su son por su mente,
Incapaz de controlar su marcha,
Dejando a su paso el caos como mancha,
Qué se salva y qué no es pura suerte.

Gusano pudriendo una manzana
Que antaño rojo intenso deslumbraba,
Brillante, apetecible, fuerte y sana,
Atributos de los que ni memoria quedaba.

Deseando no recordar lo que fue
Para así no anhelar lo que ya no será;
Rezando por ignorar lo que ve,
Cerrar los ojos que nunca más se abrirán.

Llévate su luz pues esa no es vida,
Apaga de una vez aquello que tanto relucía,
Devuélvele la paz a sus días;
Locura por qué elegiste aquella guarida.

No hay comentarios: